banner

Cabecera

Patrocinadores

Patrocinadores

domingo, abril 18, 2010

El Arabat Gaztedi cede contra el Irún y se enfrentará al Rioja en la fase de ascenso

El Arabat Gaztedi perdió frente al Irún el partido de vuelta de la final de la Liga Vasca (15-9), que se celebró ayer en el campo de Palaiundi. Los alaveses quedan, por tanto, como subcampeones de su división en Euskadi. Un galardón más formal que otra cosa, puesto que apenas influye para la fase de ascenso a Primera Nacional, el verdadero objetivo de los vitorianos en la presente temporada.

El segundo puesto del Arabat hará que en la promoción se mida al primer clasificado del grupo riojano-navarro-aragonés, en manos del Rioja. Así pues, los vitorianos se enfrentarán al conjunto logroñés el fin de semana del 1 y 2 de mayo en el partido de ida (en un campo aún por determinar). La vuelta se celebrará la semana siguiente. El ganador de la eliminatoria no podrá celebrar aún el ascenso, puesto que deberá medirse al vencedor del cruce entre el Irún y el Zaragoza. El que supere esta última criba ascenderá a Primera.

Con los habituales
Al Gaztedi le queda, por tanto, un largo camino en pos de su objetivo y la derrota de ayer se puede interpretar como un paso más en la preparación del equipo. A juicio de sus técnicos, quizá ese 15-9 venga bien a la plantilla para no confiarse y dar lo máximo en lo poco que resta de campaña.

El choque de Palaiundi fue muy trabado y duro. A pesar del honorífico título que se ponía en juego, Irún y Arabat se emplearon a fondo. Roberto Bartolomé, entrenador del bloque alavés, no reservó jugadores y optó por alinear a los habituales, salvo aquellos con problemas físicos. En la ida, celebrada el pasado fin de semana, los guipuzcoanos ya ganaron 15-21, por lo que los alaveses debían vencer y hacerlo por más de 6 puntos para proclamarse campeones.

Expulsión
El partido fue muy igualado en la primera mitad, que acabó con un 7-6 en el marcador. El encuentro quedó marcado al poco de empezar el segundo tiempo, con una expulsión en los visitantes. Con un hombre menos, el Arabat debió realizar un gran desgaste para tapar las vías de ataque rivales. En una acción en la que la formación alavesa se encontraba algo descolocada, el Irún acertó a marcar el único ensayo del encuentro. El Arabat no pudo responder con otro y, de hecho, sus puntos llegaron a través de tres golpes de castigo. El partido entró en su recta final sin que el Irún viese peligrar realmente el resultado.

Fuente: El Correo

2 comentarios:

  1. Pues habrá que ponerse las pilas. Los del Rioja seguro que no lo ponen nada fácil. A trabajar mucho y bien. ¡¡Podemos!!

    ResponderEliminar
  2. Ánimo chavales que ahora llega lo bueno. A ponerse las pilas.

    ResponderEliminar