banner

Cabecera

Patrocinadores

Patrocinadores

domingo, febrero 06, 2011

Francia demostró que es candidato a la defensa del título

La primera jornada del Seis Naciones se cerró con el triunfo de Francia, 34 a 21, sobre Escocia. Fue un buen partido donde los galos dejaron claro que intentarán revalidar el campeonato.
Francia arrancó con todo su potencial su participación del Seis Naciones, tal es así que a los 2 minutos y producto de una pelota recuperada ya había establecido una primer diferencia con el ensayo de Maxime Medard.
Apoyado en una mele sólida y en el aprovechamiento de los errores del rival en la touche, el conjunto de Marc Lievremont logró hacerse de la pelota para luego, bajo la firme conducción táctica tanto con las manos como con el pie de Morgan Parra y presión en el placaje ganar terreno.
Escocia buscó siempre jugar la pelota y con sus delanteros al frente. De esa manera, después de que con un drop Trinh-Duc aumentara la ventaja para el local, llegó a marcar un ensayo, de Kellock. Pero no pasó demasiado tiempo para que con la mele Francia sumara nuevamente, un golpe, y así por 17 a 7 se cerrara la primera parte.
Tras el descanso y con la diferencia a su favor Francia se hizo con la pelota y aguardó a que Escocia saliera pero los visitantes fueron ordenados y no le permitieron espacios. Hasta que una buena jugada para salir de la presión defensiva, realizado entre las piernas, descolocó a la defensa escocesa que permitió la carrera de un solitario Harinordoquy quién logró un nuevo ensayo.
Tras la marca Francia, que no sólo estuvo muy bien en las meles sino que a ratos desarrolló un buen juego a la mano, permitió Escocia se creciera en la posesión y que tras sucesivas faltas lograra sumar su segundo ensayo, apoyado por Brown.
Parecía los visitantes tendrían alguna posibilidad pero Francia ajustó las clavijas en defensa y producto de otra pelota recuperada, como al inicio, llegó a un nuevo ensayo que sentenció el partido. El autor fue Damien Traille.
Ya en los minutos finales Escocia se liberó de sus ataduras y encontró huecos en la defensa de una Francia siempre pendiente al error ajeno y que dejó espacios libres. Lamont aprovechó esos espacios y acortó distancias al ensayar bajo los palos, pero el partido, donde hubo siete ensayos, lo cerró Francia con un golpe que decoró el 34 a 21 final y que demostró que va a por una nueva victoria en el torneo más prestigioso del hemisferio norte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario