banner

Cabecera

Patrocinadores

Patrocinadores

viernes, agosto 17, 2012

The Rugby Championship, el gran reto del rugby argentino

Sudáfrica ante Argentina, en Ciudad del Cabo, y Australia frente a Nueva Zelanda, en Sidney, abren la nueva versión del conocido hasta ahora como Tri Nations


Ya está aquí. Será este sábado cuando nazca un magnífico torneo en el que van a jugar las cuatro naciones más poderosas del rugby del Hemisferio Sur y que da continuidad al tradicional Tri Nations, añadiendo con todo merecimiento y honor al Rugby Argentino, premiando así su continua línea ascendente, su buen hacer y dando a entender que los 'Pumas' pueden competir perfectamente con los poderosos del Sur, quienes actualmente ocupan las tres primeras posiciones del Ranking IRB, siendo Argentina el octavo.

Este Cuatro Naciones o The Rugby Championship, como lo denominan los más puristas, consta de seis jornadas -abajo del todo tienes el calendario completo, así como el palmarés-, con partidos de ida y vuelta, siendo lo más llamativo el desembarco de 'Wallabies', 'All Blacks' y 'Springboks' en tierras argentinas, que vivirá tres auténticas fiestas del Rugby y el impacto que tendrá la presencia de Argentina a partir de ahora en el Rugby internacional de élite. El arranque, este sábado 18 de agosto, con los duelos entre Sudáfrica y Argentina, en Ciudad del Cabo, y Australia frente a Nueva Zelanda, en Sidney.

Comenzanos este análisis con Argentina, los grandes debutantes, y con Nueva Zelanda, los vigentes campeones del mundo que querrán recuperar el título tras dejarlo escapar el año pasado justo antes de su Mundial.

ARGENTINA
Los 'Pumas' afrontan el gran reto histórico de medir su particular y peculiar Rugby contra la élite mundial. Se lo han ganado y trabajado de forma muy seria, paciente, dando todos los pasos necesarios sin ninguna prisa ni presión pero con el objetivo claro, reivindicarse como una nación 'top five' del rugby mundial. Su enorme crecimiento en todos los órdenes y categorías -Pumas, Pampas, Jaguares, Equipo Junior, etc.- y su constante aportación de jugadores a las ligas profesionales europeas hacen que el 'pico' de esta pirámide haya sido admitido en el Club del Tri Nations porque ven que pueden competir, que los van a obligar a jugar muy bien para ganarles, que van a tener que salir con todo cuando jueguen contra unos 'Pumas' con ganas de representar con toda dignidad y orgullo a su país y a su Rugby.

Tras el partido de cuartos de final contra Nueva Zelanda en Auckland este equipo me ganó definitivamente, pese a derrotar a su homólogo europeo y equipo mío: Escocia. La actitud mostrada hace, en mi opinión, que este conjunto no tenga límites en lo emocional y que la guerra psicológica la tenga ganada de antemano. Nadie les va a pedir victorias, nadie se va a volver loco si se pierden todos los partidos, no es eso lo que está en juego, no sabría decirlo, pero sólo el hecho de estar ahí, contra ellos, los tres grandes del Sur y del Planeta Oval, ya es un triunfo y, desde esta perspectiva, debe consolidar esta pirámide para crecer y consolidarse. El Rugby argentino necesitaba este Torneo, no podía seguir midiéndose al resto del mundo sólo cada cuatro años, ni en junio o noviembre, con 'test' donde se limitaban a juntarse y jugaban, sin poder trabajar a fondo aspectos fundamentales del deporte de equipo por excelencia. Va a contar también con un hándicap que se lo va a hacer más cuesta arriba si cabe: ninguno de los tres grandes va a querer ser el primero en caer derrotado por el 'nuevo', con lo que saldrán con todo para evitarlo, como cuando Italia se estrenó en el VI Naciones y ninguno quería ser el primer derrotado... pero ahí estábamos 'nosotros' para ser los primeros y, además, en el primer partido, cayendo 34-20 en el Flaminio con 29 puntos del 'puma' italiano Diego Domínguez.

El Rugby Argentino también adquiere una obligación con este Torneo, mantener el nivel, no se trata de llegar, sino de mantener este crecimiento para poder competir, con lo que el Plan de Alto Rendimiento resulta fundamental para ellos, pues mantiene una regularidad de trabajo de alto nivel y es imprescindible para ampliar la base.

En cuanto a jugadores, con la entrada de 'El Mago', debe consolidar la pareja de medios, muy circunstancial estos años con un buenísimo centro ejerciendo de apertura, Felipe Contepomi, sin atreverse con Nicolás Sánchez en el Mundial y con la sombra de Agustín Pichot muy alargada sobre sus sucesores. Según la primera lista para el primer partido, parece segura la presencia titular de Hernández (Racing) y Vergallo (Toulouse), con Nicolás Sánchez (Burdeos) y un jugador local, Martín Landajo (CASI) de suplentes, perdiendo Ignacio Mieres (Exeter) y Agustín Figuerola (Brive) su oportunidad esta vez, pese a la fenomenal temporada realizada, consolidándose los locales Senatore (Gimnasia y Esgrima), Farias Cabello (Tucumán), ya mundialistas, junto a Carriza (Jockey Club), Guiñazú (Mendoza RC) y Leonardi (SIC).

Arreglado esto, sólo queda sufrir, pues... ¿qué delantera no sufre contra Sudáfrica?, ¿quién no se ve sobrepasado por los tres cuartos 'Wallabies'?, ¿qué equipo no es borrado del mapa frente al poderío 'all black'?. Hace 27 años de aquel 21-21 contra Nueva Zelanda en el Estadio Ferrocarril, levantando un 9-18 al descanso con Hugo Porta anotando todo frente a cuatro ensayos maoríes. Todo ha cambiado, vamos a ver qué pasa. Es la oportunidad de reivindicar su Rugby.

NUEVA ZELANDA
La grandeza de los 'All Blacks' está determinada por la magnitud del castigo que se han impuesto a sí mismos. Siempre he dicho que el equipo de Rugby de Nueva Zelanda en el pecado lleva la penitencia, me explico: son el mejor equipo de rugby de la historia desde que existe este deporte, este es el pecado, por tanto, están obligados a ganar absolutamente todos los partidos y torneos que disputen, oficiales o amistosos, sea donde sea y en las condiciones que sean, esta es la penitencia, siempre son los grandes favoritos en cualquier circunstancia.

Todo comenzó en 1905, cuando un equipo con blancos y maoríes, 'The Originals', llegó a Europa y arrasó al que se supone era el mejor equipo de la época, el Condado de Devonshire por 4-55, además de completar una increíble gira en la que jugaron 35 partidos y ganaron 34, perdiendo sólo contra País de Gales por 3-0, metiendo 976 puntos y recibiendo 59. Desde el primer momento la superioridad del Sur era manifiesta y en 1924 llegaron 'The Invincibles' al mando de Cliff Porter, jugando un total de 32 encuentros de los que ganaron... ¡ los 32 !, metiendo 838 tantos a favor y recibiendo 116 en contra.

En este nuevo formato de un torneo del que han ganado cinco de las últimas siete ediciones disputadas la penitencia continúa, no puede ser de otra forma y todo indica que deben ganar el Torneo si mantiene su habitual alto nivel, pues con una Sudáfrica en construcción, con los 'Wallabies' llenos de dudas en su delantera y unos 'Pumas' debutantes, no parece haber rival que los aguante.

La convocatoria da continuidad a la de junio, lógicamente, aunque entrarán otros jugadores al ser un torneo largo, de casi dos meses de duración, y para muchos faltarán algunos y sobrarán otros, así es siempre en Nueva Zelanda, pero los entrenadores escogen a los de su total confianza, pues sólo así se explica la presencia de Weepu, Nonu, Woodcock, Hore o Mealamu. Y es que, si en todo el rugby neocelandés no hay otros, algo falla, teniendo en cuenta que ninguno de estos llegará a Inglaterra 2015 y que ya han dado sus mejores años de rugby profesional.

El señor Hansen no se complica la vida y tiende a ser conservador al ser nuevo en el cargo, no se la juega con jugadores de futuro y opta por lo que ha funcionado y que seguro funcionará. No obstante, en algún momento tendrá que convocar a otros como Mackintosh, Bronson Murray, Elliot, Tameifuna, Hoeata, Kerr-Barlow, Perenara, Barret, Slade y tantísimos ya consagrados, como Kaino, Kahui, Guilford y el peculiar Sony Bill Willimas, un jugador que en mi opinión, debe estar siempre que esté disponible, pero que también se le debe pedir un compromiso.

El torneo mostrará si Carter recupera la forma, fallón en el tiro y algo lento en la dirección, y creo que hay que ir pensando en su relevo con vista a los próximos años. Creo que será fundamental el trabajo de los terceras, auténticos obreros de esto, muy trabajadores, bregadores, con una actitud muy alejada de los personalismos de Collins, So'oialo, Lauaki y liderados por todo un ejemplo de sacrificio por y para el equipo, el capitán Richie McCaw, consolidando la presencia de Read, Thompson y premio para Vito y la gran temporada de los Hurricanes y de Chiefs con Messam, Cane o Retallick. Si imponen su ritmo, no podrán seguirlos, su velocidad en los rucks es la clave para crear las superioridades en ataque y que aparezcan sus tres cuartos para rematar.

No debe fallar, no puede fallar, le pasa lo que al equipo de baloncesto USA, ser segundo es un fracaso, otra penitencia.

THE RUGBY CHAMPIONSHIP 2012 - Calendario de partidos
Australia - Nueva Zelanda (18 agosto, ANZ Stadium - Sidney, A. Rolland)
Sudáfrica - Argentina (18 agosto, Newlands - Ciudad del Cabo, S. Walsh)

Nueva Zelanda - Australia (25 agosto, Eden Park - Auckland, N. Owens)
Argentina - Sudáfrica (25 agosto, Malvinas Arg. - Mendoza, S. Walsh)

Australia - Sudáfrica (8 sept., Patersons Stadium - Perth, N. Owens)
Nueva Zelanda - Argentina (8 sept., Westpac Stad. - Wellington, R. Poite)

Australia - Argentina (15 sept., Skilled Park - Gold Coast, W. Barnes)
Nueva Zelanda - Sudáfrica (15 sept., Forsyth Barr St. - Dunedin, G. Clancy)

Sudáfrica - Australia (29 sept., Loftus Versfeld - Pretoria, A. Rolland)
Argentina - Nueva Zelanda (29 sept., Ciudad La Plata - La Plata, J. Peyper)

Argentina - Australia (6 octubre, Gigante Arroyito - Rosario, C. Joubert)
Sudáfrica - Nueva Zelanda (6 octubre, FNB Stadium - Soweto, A. Rolland)

Palmarés del torneo
Nueva Zelanda ........... 10 títulos
(2010, 2008, 2007, 2006, 2005, 2003, 2002, 1999, 1997 y 1996)

Sudáfrica ............... 3 títulos
(2009, 2004 y 1998)

Australia ............... 3 títulos
(2011, 2001 y 2000)


Fuente: "Marca"

No hay comentarios:

Publicar un comentario