banner

Cabecera

Patrocinadores

Patrocinadores

sábado, febrero 09, 2013

En París, Gales aporta un poco más que Francia

En un duelo en el que ninguno de los dos quiso arriesgar más de la cuenta, Gales venció a Francia 16 a 6 y, de esta manera, logró cortar una racha de ocho derrotas de forma consecutiva.
Los dos tenían la urgencia de ganar. Por eso se dio ese partido: desorganizado, aburrido, sin la intensidad que se esperaba de ambos. Dos grandes equipos -uno último campeón del Seis Naciones y otro subcampeón del mundo y de gran rendimiento en 2012- no supieron estar a la altura de la circunstancias. Se esperaba, al menos, un poquito más.
Hubo mucha presión en la antesala. Tanto Francia como Gales tuvieron miedo a perder, hay que afrontar esa realidad. Fueron muy conservadores. Tanto es así que la primera parte finalizó 3 a 3 (golpes de Michalak y Halfpenny). Pobrísimo.
Por otra parte, cabe destacar que el césped estaba en malas condiciones, tal y como sucedió en los test match de noviembre, cuando Los Pumas se midieron ante los galos (a pesar de que se jugó en Lille). La inestabilidad del campo también impidió el desarrollo continuo del juego. No habia más que ver las melés.
En la segunda parte, si es que se puede decir, se vio lo "mejor" del partido. Halfpenny estiró diferencias con un golpe a los 2’ pero Michalak devolvió gentilezas cuando el reloj marcaba 12’. Ahora, la cosa estaba 6-6. Mezquino, pero con la esperanza de que llegara alguna jugada de otro planeta que decidiera el partido para alguno de los dos bandos.
Y llegó, por fín, a nueve minutos del final. Una patada calculada al milimetro de Dan Biggar permitió a George North, que llegó con lo justo, apoyar en la bandera y enmudecer el mítico Stade de France. Luego, el turno de Halfpenny para convertir, sumar otro golpe y así poner el 16-6 final.
Tremendo triunfo de Gales en París. De esta manera, los Dragones cortaron una racha de ocho derrotas consecutivas. En tanto, Francia ahondó su actual crisis. La gente se lo hizo sentir con silbidos y abucheos. Esa fue la imagen con la que se despidieron los jugadores.
El próximo destino de los dirigidos por Saint-André será Inglaterra, que mañana se enfrentará a Irlanda con el objetivo de revalidar lo hecho ante Escocia y quedar en lo más alto de la tabla. Algo de lo que Francia está muy pero muy lejos. Terminará Philippe el torneo como seleccionador??

No hay comentarios:

Publicar un comentario