banner

Cabecera

Patrocinadores

Patrocinadores

domingo, febrero 10, 2013

Inglaterra gana a Irlanda y es líder del Seis Naciones

En Dublín, la selección de la Rosa fue la que logró sacarle provecho a las condiciones climáticas y con cuatro golpes de Owen Farrell, una de las figuras, derrotó al Trébol 12 a 6.
La primera parte fué mejor para Inglaterra. Firme, el equipo de Stuart Lancaster se adaptó a la persistente lluvia y consiguió sentirse más cómodo que su rival.
En cambio, a Irlanda le costó. Estuvo muy impreciso con la pelota en las manos (perdió 11 pelotas en la primera parte) y cometió seis golpes, ventajas suficientes como para que Owen Farrell comience a sumar de a tres. Para colmo, el local sufría la baja de dos jugadores claves: Zebo y Sexton. Las cosas no estaban bien.
Del otro lado, el apertura inglés estuvo pletorico y muy fino para colocar las patadas en terreno contrario. Otro destacado en Inglaterra fue el fullback, dando seguridad desde el fondo. El 15 las ganó casi todas en las disputas al aire.
Así se iba el primer tiempo: 6 a 0 para los visitantes. La lluvia condicionó el desarrollo del encuentro e impidió que los dos equipos puedan mostrar lo que trabajaron durante la semana. Se esperaba un partido entretenido y con la pelota viva en todo momento pero se terminó dando todo lo contrario.
En la segunda parte, el local ajustó algunas cosas y comenzó mejor. O’Gara fue inteligente y preciso para poner el juego en campo rival. Luego, los delanteros hicieron su trabajo: dominio en la touche y maul, la estrategia con la que más hirieron a la férrea defensa de Inglaterra.
Sin el control de la pelota, el equipo inglés se desesperó y cometió algunos golpes infantiles. Uno de ellos le costó la amarilla a Haskell y, al mismo tiempo, el empate de Irlanda (dos golpes de su apertura). Una prueba de carácter para los locales, que lograron recuperarse tras el mal primer tiempo.
Todo indicaba que los de verde estaban más cerca del triunfo pero Farrell en dos minutos aportó seis puntos vitales para el 12-6 cuando el reloj marcaba 69’ de juego.
Con el tiempo en contra, Irlanda fue en busca del del ensayo convertido, que nunca llegó. La desesperación le jugó una mala pasada y los de la rosa lo supieron manejar sin sufrir sobresaltos. Victoria justa del equipo de Lancaster para treparse a lo más alto de la tabla de posiciones (ahora únicos con posibilidades para lograr el Grand Slam) y convertirse en el gran candidato a quedarse con este Seis Naciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario