banner

Cabecera

Patrocinadores

Patrocinadores

domingo, febrero 03, 2013

Irlanda sorprende al vigente campeón

Al equipo irlandés le alcanzó con el juego desplegado en el primer tiempo para derrotar a Gales 30-22 en el inicio del Seis Naciones. Los dirigidos por Kidney se postularon como candidatos.
Desde un primer momento Irlanda salió a buscar el partido, tomando riesgos y animándose a jugar en el Millennium de Cardiff. Así, llegó el ensayo de Zebo, tras una muy buena jugada de O’Driscoll que se filtró entre dos defensores y pasó al ala para que este se fuera al banderín.
El Trébol, de gran primer tiempo, fue el mismo que apabulló a la Argentina en la ventana de noviembre. Mantuvo el control de la pelota y propuso juego casi siempre. Gales, por su parte, se replegaba en su campo y le costaba salir de esa incómoda situación.
Unos minutos después, Rory Best, el talona, con una gran actuación, tapó una patada que derivó en el ensayo de Healy. En 24 minutos, Irlanda ganaba 17-0. Responsable de este resultado fue también el apertura Sexton, infalible con su pie para sumar tanto de a dos como de a tres.
Los Dragones estuvieron ausentes. Lejos de ser aquél equipo campeón en 2012, perdieron pelotas claves en el contacto y no aprovecharon las pocas oportunidades para atacar que le brindó su rival en los primeros cuarenta minutos. A eso hay que sumarle la indisciplina, ya que el conjunto dirigido por Howley cometió siete golpes contra tres de los de verde.
Igual, no todo fue culpa de los galeses ya que enfrente se toparon contra una muralla. Irlanda no involucró gente en el contacto y se reposicionó a lo ancho del campo, impidiendo que los backs locales superaran por fuera (muy poca participación de los tres cuartos, sobre todo de los dos alas). Los jugadores del trébol fueron más contundentes en el contacto ganando la linea de ventaja con facilidad y obligando a involucrarse a muchos defensores en cada punto de contacto. La superioridad en los ataques verdes se creaba continuamente.
Justo sobre el final Gales se despertó y estuvo cerca de anotar. Con continuidad y posesión de la pelota, hilvanó una jugada de más de quince fases pero se encontró con la defensa irlandesa que defendió de forma excelente su linea de marca.
El primer tiempo terminó con un nuevo golpe de Sexton, para dejar las cosas 23-3. Partido liquidado dirían algunos, pero no fue así, más allá de que apenas comenzado el segundo tiempo Brian O’Driscoll, elegido como el man of the match, estirara diferencias con un nuevo ensayo.
El campeón defensor levantó cabeza, pasó el oval sobre la linea de marca rival por medio de Cuthbert y Halfpenny y soñó con la hazaña. Era posible, nada estaba perdido. Pero en el afán de querer sumar de a siete, Gales dejó pasar varias oportunidades de patear a los palos y así acortar la distancia. Y por esa razón, al final se terminó quedando en la puerta.
Irlanda se conformó con lo hecho en el primer tiempo y en el 2º tiempo le regaló la pelota y la iniciativa al local. Pero éste no lo aprovechó del todo. Justa victoria del conjunto comandado por Kidney, que recibirá en Dublín a Inglaterra y Francia. Atención…

No hay comentarios:

Publicar un comentario