banner

Cabecera

Patrocinadores

Patrocinadores

domingo, febrero 07, 2010

Victoria inglesa para celebrar el centenario de Twickenham


Inglaterra batió al País de Gales en el encuentro más equilibrado de la jornada inaugural. La selección de la rosa vistió una preciosa equipación de carácter retro para la ocasión recordando a la indumentaria de principios del siglo pasado.
Inglaterra llevó desde los primeros minutos la iniciativa en el juego. A base de delantera, de "pick-and-go", de fases hasta la extenuación. Los locales escondieron el balón obligando a los galeses a esforzarse en defensa. Los números de los diez primeros minutos hablan por sí sólos: 70% de posición inglesa y 67% de juego en territorio galés.
Los de la rosa no tuvieron más que aprovechar los errores que, fruto de la presión, cometieron los dragones. Así fue como Jonny Wilkinson adelantó a su equipo con un golpe convertido a los once minutos.
Gales lo intentaba todo, pero la conexión en los tres cuartos no funcionaba, no consiguieron ligar ni una sola jugada a la mano en toda la primera parte.
Una absurda zancadilla de Alun-Wyn Jones le costó a la roja una visita al sin-bin y tres puntos en contra que llevaron a Inglaterra al momento clave del partido. con los blancos dispuestos a sacar tajada de la superioridad numérica, y bien que lo lograron: ensayo de Haskell justo antes del descanso y ensayo de Danny Care nada más comenzar la segunda mitad.
Con la presión del resultado y la recuperación del expulsado, Gales destapó el tarro de las esencias y sus tres cuartos empezaron a funcionar: primero Adam Jones y después Hook lograron sendos ensayos para la roja.
Temblaban las gradas de Twickenham ante lo que se les podía venir encima, pero Delon Armitage salió al rescate de Inglaterra y sirvió a Haskell un ensayo en bandeja, que logró tranquilizar definitivamente los ánimos de los aficionados que llenaron la Catedral del rugby.
A destacar la actuación del apertura inglés Jonny Wilkinson que parece haber recuperado en Toulon la confianza en su juego y que, como en los partidos del pasado otoño, dio una clase magistral de como debe placar, jugar y patear, un apertura "Top level"
Inglaterra 30 - Gales 17

No hay comentarios:

Publicar un comentario