banner

Cabecera

Patrocinadores

Patrocinadores

viernes, julio 10, 2015

INTRODUCCIÓN AL RUGBY (II)

El campo de juego

El rugby se juega en un campo rectangular de dimensiones similares al de uno de futbol. En él se encuentran pintadas numerosas líneas, tanto continuas como discontinuas, todas ellas con un cometido en el desarrollo del juego, por lo que conocer el terreno de juego es un requisito importante a la hora de comprender este deporte.

A modo de resumen, podemos decir que el campo se divide en cinco franjas rectangulares y perpendiculares a las líneas de banda: una zona central, dos zonas de 22 y dos zonas de marca. Así pues, cada equipo deberá tratar de llevar el balón a la zona de marca contraria, situada detrás de la portería rival. Para ello, deberán atravesar la zona de 22 del equipo defensor, un área en la que algunas normas cambian a beneficio de éste último.

Estas 5 zonas, junto con la línea que separa ambos campos, están delimitadas por líneas continuas. El resto, discontinuas, tan sólo cobran importancia en determinados momentos del juego y sirven para orientar a los jugadores a la hora de posicionarse y ayudar a los árbitros en su toma de decisiones.

Por último, hay que hablar de la portería en forma de H, probablemente el elemento más icónico y conocido de las canchas de rugby. Sin embargo, su importancia queda reservada para las patadas a palos, en las que el éxito depende de que el balón pase entre ambos postes y por encima de la barra horizontal, situada aproximadamente a 3 metros del suelo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario